Las lesiones también hacen parte del ciclismo

La bicicleta es una forma popular de ejercicio y transporte en todo el mundo, y a medida que se vuelve más común, también aumenta el riesgo de accidentes y lesiones. Aunque el ciclismo es un ejercicio de bajo impacto, aún hay riesgos asociados con él. Los ciclistas están expuestos a una variedad de peligros, incluidos accidentes con vehículos motorizados, lesiones por sobreuso y caídas. En esta ocasión, nos enfocaremos en la lesión más común en ciclistas y cómo prevenirla.

La lesión más común en ciclistas es la llamada «lesión por sobreuso», que puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo que esté en contacto con la bicicleta, como las manos, los brazos, los hombros, la espalda, las piernas y los pies. Estas lesiones son causadas por la tensión repetida en los músculos, tendones y articulaciones que se produce durante largos períodos de tiempo en la bicicleta.

Las lesiones más comunes en ciclistas incluyen:

  1. Dolor de cuello: Es común en ciclistas que adoptan una posición de conducción encorvada durante largos períodos de tiempo, lo que puede tensar los músculos del cuello y los hombros.
  2. Dolor de espalda: También es común en ciclistas que adoptan una posición de conducción encorvada, lo que puede tensar los músculos de la espalda y causar dolor en la parte superior de la espalda o en la zona lumbar.
  3. Lesiones de rodilla: Las lesiones de rodilla son comunes en ciclistas debido al estrés repetitivo que se produce en las articulaciones durante el pedaleo. Las lesiones más comunes incluyen la tendinitis rotuliana y el síndrome de la banda iliotibial.
  4. Lesiones en la piel: Los ciclistas también son propensos a lesiones en la piel, como rozaduras y ampollas, especialmente en las manos y los pies, que están en contacto constante con la bicicleta.

En resumen, la lesión por sobreuso es la lesión más común en ciclistas y puede ser causada por el estrés repetitivo que se produce durante largos períodos de tiempo en la bicicleta. Para prevenir estas lesiones, es importante que los ciclistas adopten medidas de precaución, como utilizar equipo de protección adecuado, ajustar la bicicleta a su cuerpo, hacer calentamiento y estiramientos antes y después del ciclismo y fortalecer los músculos relevantes a través del entrenamiento.

Con estas precauciones, los ciclistas pueden disfrutar de los muchos beneficios para la salud y el transporte que ofrece la bicicleta sin preocuparse por las lesiones por sobreuso.

Written By
More from CicloMag
Cómo es la etapa 12 del Giro de Italia?
¿Aún no sabes cómo es la etapa 12 del Giro de Italia...
Read More